18.2.08

Usando Google de proxy para correo basura

Interesante práctica, el correo basura combinado con el spam de buscadores. Receta en tres pasos:

  1. Monte usted la Web promocional (fraude bancario, imágenes de medicamentos de dudosa efectividad; vamos, lo que le pida el cuerpo).
  2. Haga Google Bombing, usando granjas de enlaces, o lo que haga falta, pero consiga que su web sea la primera para alguna búsqueda. Un truquito: invéntese la búqueda.
  3. Ponga en sus correos basura un enlace a la búsqueda con la clave de "Voy a tener suerte"; sus visitantes ni siquiera tendrán que visitar Google para llegar a su Web. Te quedará algo como http://www.google.es/search?hl=es&q=BUSQUEDA&btnI=Voy+a+tener+suerte.

A ver quien es el guapo que bloquea ahora las URLs de su correo, dejando a sus usuarios son navegar por Google.

Por la experiencia del filtrado de contenidos en Internet, el uso de URLs (en solitario) para limitar el acceso no es muy buena idea. Tiene mucho más sentido analizar el contenido real, según el protocolo. Si tienes tiempo, claro, porque una buena cifra en entornos corporativos es servir más de mil mensajes por segundo.

Powered by Zoundry